domingo, 31 de mayo de 2015

Gertrudis de Avellaneda: EL RECUERDO IMPORTUNO



¿Serás del alma eterna compañera,
Tenaz memoria de veloz ventura?
¿Por qué el recuerdo interminable dura,
Si el bien pasó cual ráfaga ligera?

¡Tú, negro olvido, que con hambre fiera
Abres ¡ay! sin cesar tu boca oscura,
De glorias mil inmensa sepultura
Y del dolor consolación postrera!

Si a tu vasto poder ninguno asombra,
Y al orbe riges con tu cetro frío,
¡Ven! que su dios mi corazón te nombra.

¡Ven y devora este fantasma impío,
De pasado placer pálida sombra,
De placer por venir nublo sombrío!


Gertrudis Gómez de Avellaneda



viernes, 29 de mayo de 2015

Valesïa: PRESENTACIÓN DE VALESÏA EN LA BIBLIOTECA MUNICIPAL "MARÍA MOLINER" DE ORIHUELA



El día 28 de Mayo de 2015, presenté, en la Biblioteca Municipal "María Moliner" de Orihuela, mi novela Valesïa, perteneciente a la saga Los Señores del Edén.




¡Muchas gracias al Ayuntamiento de Orihuela, a la Concejalía de Cultura y a la Biblioteca "María Moliner", en especial a su directora Mari Carmen! ¡Y, por supuesto, a todos los que habéis estado allí apoyándome!

Ayuntamiento de Orihuela - Concejalía de Cultura

M.A. Costa

lunes, 25 de mayo de 2015

Francisco de Quevedo: AL SUEÑO



¿Con qué culpa tan grave,
sueño blando y suave,
pude en largo destierro merecerte
que se aparte de mí tu olvido manso?
Pues no te busco yo por ser descanso,
sino por muda imagen de la muerte.
Cuidados veladores
hacen inobedientes mis dos ojos
a la ley de las horas;
no han podido vencer a mis dolores
las noches, ni dar paz a mis enojos.
Madrugan más en mí que en las auroras
lágrimas a este llano;
que amanece a mí mal siempre temprano.
y tanto, que persuade la tristeza
a mis dos ojos, que nacieron antes
para llorar que para ver. Tú, sueño,
de sosiego los tienes ignorantes,
de tal manera, que al morir el día
con luz enferma vi que permitía
el sol que le mirasen en poniente.
Con pies torpes al punto, ciega y fría,
cayó de las estrellas blandamente
la noche, tras las pardas sombras mudas,
que el sueño persuadieron a la gente.
Escondieron las galas a los prados
y quedaron desnudas
estas laderas, y sus peñas, solas;
duermen ya entre sus montes recostados
los mares y las olas.
si con algún acento
ofenden las orejas,
es que entre sueños dan al cielo quejas
del yerto lecho y duro acogimiento,
que blandos hallan en los cerros duros.
Los arroyuelos puros
se adormecen al son del llanto mío,
y a su modo también se duerme al río.
Con sosiego agradable
se dejan poseer de ti las flores;
mudos están los males,
no hay cuidado que hable,
faltan lenguas y voz a los dolores,
y en todos los mortales
yace la vida envuelta en alto olvido.
Tan sólo mi gemido
pierde el respeto a tu silencio santo:
yo tu quietud molesto con mi llanto,
y te desacredito
el nombre de callado, con mi grito.
Dame, cortés mancebo, algún reposo:
no seas digno del nombre de avariento
en el más desdichado y firme amante
que lo merece ser por dueño hermoso.
Débate alguna pausa mi tormento.
Gózante en las cabañas
y debajo del cielo
los ásperos villanos;
hállate en el rigor de los pantanos
y encuéntrate en las nieves y en el hielo
el soldado valiente
y yo no puedo hallarte, aunque lo intente,
entre mi pensamiento y mi deseo
Ya, pues, con dolor creo
que eres más riguroso que la tierra.
Más duro que la roca,
pues te alcanza el soldado envuelto en guerra,
y en ella mi alma por jamás te toca.
Mira que es gran rigor: dame siquiera
lo que de ti desprecia tanto avaro,
por el oro en que alegre considera,
hasta que da la vuelta el tiempo claro;
lo que había de dormir en blando lecho
y da el enamorado en su señora,
y a ti se te debía de derecho.
Dame lo que desprecia de ti agora
por robar el ladrón; lo que desecha
el que envidiosos celos tuvo y llora.
Quede en parte mi queja satisfecha,
tócame con el cuento de tu vara;
oirán siquiera el ruido de tus plumas
mis desventuras sumas;
que yo no quiero verte cara a cara,
ni que hagas más caso
de mí, que hasta pasar por mi de paso;
o que a tu sombra negra por lo menos,
si fueses a otra parte peregrino,
se le haga camino
por estos ojos de sosiego ajenos;
quítame, blando sueño, este desvelo,
o de él alguna parte,
y te prometo, mientras viere el cielo
de desvelarme sólo en celebrarte.


Francisco de Quevedo

viernes, 22 de mayo de 2015

TÚ "ANTOLOGÍA POÉTICA 2"


Colaboraciones 

TÚ "Antología Poética 2"


Libro compuesto por numerosos poemas de diferentes autores elegidos en el concurso "TÚ - Antología Poética 2" realizado por la editorial española Ediciones con Talento.

Mis poemas: El Pasillo, La Alcoba, La Sombra, y La Ventana.


M. A. Costa

EL PASILLO:
Miguel Ángel Costa Tovar

Camino de madrugada
Por el pasillo oscuro y frío
Siniestro y siempre sombrío
Como la muerte helada.


LA ALCOBA:
Miguel Ángel Costa Tovar

Mi alcoba es silenciosa
Pálida como la muerte
Macilenta, lívida e inerte
Escarchada y luctuosa.


LA SOMBRA:
Miguel Ángel Costa Tovar

Vuela fugaz, vertiginosa
La sombra mortuoria
Infame y acusatoria
En la noche congojosa.


LA VENTANA
Miguel Ángel Costa Tovar

Advierto horrorizado
Desde mi propia guarida
La ventana corrompida
Que lleva al otro lado.


Disponible en Ediciones con Talento:


miércoles, 20 de mayo de 2015

Valesïa: PRESENTACIÓN EN LA BIBLIOTECA MUNICIPAL "MARIA MOLINER" DE ORIHUELA



El día 28 de Mayo de 2015, a las 19:30 horas, presentación, en la Biblioteca Municipal "María Moliner" de Orihuela, de la novela de fantasía épica Valesïa, saga Los Señores del Edén.

Ayuntamiento de Orihuela - Concejalía de Cultura

M.A. Costa


lunes, 18 de mayo de 2015

H. P. Lovecraft: EL MENSAJERO



La Cosa, dijo él, por la noche vendría,
Desde el viejo camposanto sobre la colina,
Agachado frente al rubor de un fuego de robles
Traté de decirme que aquello no podía ser.

Seguramente, reflexioné, esto es una burla,
Urdida por alguien que desconoce sin dudas
El Signo Mayor, legado de antigua solemnidad,
Que libera las formas que hurgan en la oscuridad.

Él no quiso afirmarlo, no, pero igual encendí
Otra lámpara, mientras el estrellado Leo
Remontaba el río, la llama chispeó como un deseo,
Y la luz de la lumbre se deshizo, lento, muy lento.

¡Entonces en la puerta, de la cautelosa agitación vino,
Y la Verdad demencial me devoró como una llama!


Howard Philips Lovecraft



sábado, 16 de mayo de 2015

El Pasaje del Diablo: LIBRO DISPONIBLE EN PAPEL (CREATE SPACE)



El día 04 de mayo de 2015 se publicó, en formato papel, en la plataforma de Internet Create Space, el libro de relatos cortos de terror El Pasaje del Diablo.






Sobre el autor:
Miguel Costa nació en Murcia (España) en 1975. Es amante de la Historia y desde muy joven aficionado a la lectura, sobre todo a la literatura fantástica, de terror y policíaca. Es seguidor empedernido de escritores como Stephen King, R.A. Salvatore, J.R.R. Tolkien o Edgar Allan Poe, entre otros.
Es autor de la novela de fantasía épica Valesïa, perteneciente a la saga Los Señores del Edén, su primera obra publicada; Senderos Oscuros, un libro de versos considerado un Apéndice de Valesïa; y El Pasaje del Diablo, un libro compuesto por diez relatos cortos de terror.

Sinopsis de la novela:
Cuando los muertos y los monstruos acechan en las sombras: en las tétricas y oscuras callejuelas de los peligrosos suburbios, en los lúgubres y solitarios senderos de los tupidos bosques, y en las alcobas lóbregas y sombrías de las misteriosas mansiones; el terror ensombrece las almas inocentes y desprotegidas de los hombres, que vagan desconsoladas en el mundo de las tinieblas.
El Pasaje del Diablo es un libro de terror, compuesto por diez relatos cortos que acontecen a lo largo del siglo XIX, donde los demonios atormentan a sus protagonistas, envenenando sus mentes, afligiendo sus corazones y pudriendo sus propias almas inmortales.

Información del libro:

Miguel Costa

jueves, 14 de mayo de 2015

Rosalía de Castro: HOJAS MARCHITAS



Las rosas en sus troncos se secaron, 
los lirios blancos en su tallo erguidos
secáronse también,
y airado el viento arrebató sus hojas,
arrebató sus hojas perfumadas
que nunca más veré.

Otras rosas después y otros jardines
con lirios blancos en su tallo erguidos
he visto florecer;
más ya cansados de llorar mis ojos,
en vez de llanto en ellos, derramaron
gotas de amarga hiel.



Rosalía de Castro

martes, 12 de mayo de 2015

VER-S.O.S. "ANTOLOGÍA POÉTICA"


Colaboraciones 

Ver S.O.S "Antología Poética"


Libro compuesto por numerosos poemas de diferentes autores elegidos en el concurso "VER-S.O.S. - Antología Poética" realizado por la editorial española Ediciones de Letras.

Mi poema: La Torre.

M. A. Costa

LA TORRE:
Miguel Ángel Costa Tovar

En la noche brilla el cielo
Con la tenue luz de luna
Siniestra resplandece la laguna
Triste y enmarañada en un velo

Y solo un sueño que anhelo
Se deshace con la bruma
Con la noche fría y bruna
Como suave y duro hielo

Y con horror miro hacia el cielo
Veo la Torre en el fortín oscuro
Donde yace el viejo muro
Fatídica y vigilando con su ocelo



Disponible en Ediciones de Letras:

domingo, 10 de mayo de 2015

Universo La Maga: ENTREVISTA REALIZADA A MIGUEL A. COSTA



Entrevista publicada el día 10 de Mayo de 2015 en el portal web cultural de noticias y comunicados UNIVERSOLAMAGA.COM.

Para acceder a la entrevista en la web original haz clic en la imagen:



Transcripción de la entrevista:

Os dejamos con la entrevista que realizamos hace poco a Miguel Costa, autor de“Valesïa”, obra del género fantástico-épico. Estuvimos charlando sobre sus influencias literarias y planes para el futuro:
IMG1065 - copia¿Cómo comenzó tu pasión por la literatura fantástica?
Desde que leí El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien, hace bastantes años. Más tarde  comencé a leer las aventuras de Drizzt Do’Urden, de R.A. Salvatore, y demás libros del fabuloso mundo de Reinos Olvidados, el cual me impresionó bastante. Asimismo, otras sagas para mí trascendentales de este género son Añoranzas y Pesares, de Tad Williams; y Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin.
¿Qué encontrará la gente cuando lea “Valesïa”?
Valesïa es una novela llena de imaginación y magia, ambientada en un mundo pseudo-medieval, con muchos personajes y escenarios distintos, guerras e historias diferentes pero enlazadas, donde se mezcla la fantasía y el suspense; desarrollada en un fondo oscuro, sanguinario y feroz, y, evidentemente, llena de batallas épicas.
¿Cuáles son tus influencias literarias principales?
Dentro de la literatura fantástica autores como J.R.R. Tolkien y R.A. Salvatore; y dentro de la literatura de terror, que también escribo, Edgar Allan Poe, Stephen King y H.P. Lovecraft.
Portada-de-Valesïa-204x300
¿Cuáles son tus planes futuros?
Escribir la segunda parte de Los Señores del Edén, además de relatos y cuentos cortos  y micro-relatos de terror.
¿Qué opinas de Internet? ¿Es una herramienta útil para los escritores?
Internet es una excelente herramienta de comunicación. Sobre todo esencial para los escritores noveles, donde pueden darse a conocer fácilmente.
¿Cómo conociste Universo la Maga?
A través de Internet, concretamente en la red social Twitter.

viernes, 8 de mayo de 2015

El Pasaje del Diablo: LIBRO DISPONIBLE EN PAPEL (AMAZON)



El día 04 de mayo de 2015 se publicó, en formato papel, en la plataforma de Internet Amazon, el libro de relatos cortos de terror El Pasaje del Diablo.






Sobre el autor:
Miguel Costa nació en Murcia (España) en 1975. Es amante de la Historia y desde muy joven aficionado a la lectura, sobre todo a la literatura fantástica, de terror y policíaca. Es seguidor empedernido de escritores como Stephen King, R.A. Salvatore, J.R.R. Tolkien o Edgar Allan Poe, entre otros.
Es autor de la novela de fantasía épica Valesïa, perteneciente a la saga Los Señores del Edén, su primera obra publicada; Senderos Oscuros, un libro de versos considerado un Apéndice de Valesïa; y El Pasaje del Diablo, un libro compuesto por diez relatos cortos de terror.

Sinopsis de la novela:
Cuando los muertos y los monstruos acechan en las sombras: en las tétricas y oscuras callejuelas de los peligrosos suburbios, en los lúgubres y solitarios senderos de los tupidos bosques, y en las alcobas lóbregas y sombrías de las misteriosas mansiones; el terror ensombrece las almas inocentes y desprotegidas de los hombres, que vagan desconsoladas en el mundo de las tinieblas.
El Pasaje del Diablo es un libro de terror, compuesto por diez relatos cortos que acontecen a lo largo del siglo XIX, donde los demonios atormentan a sus protagonistas, envenenando sus mentes, afligiendo sus corazones y pudriendo sus propias almas inmortales.

Información del libro:

Miguel Costa

miércoles, 6 de mayo de 2015

EL PASAJE DEL DIABLO

El Pasaje del Diablo

"Diez relatos cortos de terror"


Cuando los muertos y los monstruos acechan en las sombras: en las tétricas y oscuras callejuelas de los peligrosos suburbios, en los lúgubres y solitarios senderos de los tupidos bosques, y en las alcobas lóbregas y sombrías de las misteriosas mansiones; el terror ensombrece las almas inocentes y desprotegidas de los hombres, que vagan desconsoladas en el mundo de las tinieblas.


El Pasaje del Diablo es un libro de terror, compuesto por diez relatos cortos que acontecen a lo largo del siglo XIX, donde los demonios atormentan a sus protagonistas, envenenando sus mentes, afligiendo sus corazones y pudriendo sus propias almas inmortales.


***

Si quieres saber dónde se ha presentado haz clic aquí.


***


Disponible en papel:





Disponible en formato digital:





lunes, 4 de mayo de 2015

Gustavo Adolfo Bécquer: RIMA LXXVI




RIMA LXXVI

En la imponente nave 
del templo bizantino, 
vi la gótica tumba a la indecisa 
luz que temblaba en los pintados vidrios. 

Las manos sobre el pecho, 
y en las manos un libro, 
una mujer hermosa reposaba 
sobre la urna, del cincel prodigio. 

Del cuerpo abandonado, 
al dulce peso hundido, 
cual si de blanda pluma y raso fuera 
se plegaba su lecho de granito. 

De la sonrisa última 
el resplandor divino 
guardaba el rostro, como el cielo guarda 
del sol que muere el rayo fugitivo. 

Del cabezal de piedra 
sentados en el filo, 
don ángeles, el dedo sobre el labio, 
imponían silencio en el recinto. 

No parecía muerta; 
de los arcos macizos 
parecía dormir en la penumbra, 
y que en sueños veía el paraíso. 

Me acerqué de la nave 
al ángulo sombrío 
con el callado paso que llegamos 
junto a la cuna donde duerme un niño. 

La contemplé un momento, 
y aquel resplandor tibio, 
aquel lecho de piedra que ofrecía 
próximo al muro otro lugar vacío, 

en el alma avivaron 
la sed de lo infinito, 
el ansia de esa vida de la muerte 
para la que un instante son los siglos ... 



Cansado del combate 
en que luchando vivo, 
alguna vez me acuerdo con envidia 
de aquel rincón oscuro y escondido. 

De aquella muda y pálida 
mujer me acuerdo y digo: 
¡Oh, qué amor tan callado, el de la muerte! 
¡Qué sueño el del sepulcro, tan tranquilo!

Gustavo Adolfo Bécquer

Fuente: Poemas del Alma


 

Mi lista de blogs