jueves, 19 de julio de 2018

LA MORADA DE LAS SOMBRAS

La morada de las sombras

'Virginia Alba Pagán & Miguel Costa'


En pleno siglo XXI, en el siglo de la tecnología, en el que vivimos rodeados de tabletas, móviles, ordenadores y demás, los monstruos se arrastran y alargan sus dedos, introduciéndose en nuestras vidas y devorando nuestro juicio sin que nos demos cuenta.

Los moradores del infierno y El extraño son dos relatos actuales que podemos enmarcar en el terror psicológico, en los que irrumpe lo paranormal de una forma angustiosa, recordándonos que ni en nuestra propia casa nos hallamos a salvo de los horrores que nos acechan, y que es muchas veces nuestra propia mente nuestro peor enemigo.



***


Disponible en papel:





Disponible en formato digital:


martes, 10 de julio de 2018

Charles Baudelaire: EL GATO (LAS FLORES DEL MAL)


El gato es un poema perteneciente al libro Las flores del mal del poeta francés Charles Baudelaire.




EL GATO
LAS FLORES DEL MAL

I

En mi cerebro se rebulle,
como en su lecho un gran señor,
un gato hermoso, encantador.
No se le siente aunque maúlle.

Tal es su timbre dulce y discreto.
Sea su voz apacible o grave,
resulta siempre rica y suave.
Ése es su encanto y su secreto.

Esta voz que, húmeda, penetra
en mi fondo más tenebroso,
me colma, verso numeroso,
verso que no tuviera letra.

Adormece los males más crueles,
todos los éxtasis suscita;
no necesitan palabra escrita
sus frases más dulces y fieles.

No he de encontrar arco que muerda
mi corazón noble instrumento,
ni que con mayor sentimiento
haga cantar su vibrante cuerda

que tu voz, gato misterioso,
gato seráfico y extraño.
Como un ángel ¡oh mi ángel huraño!
eres sutil cuanto armonioso.


II

Hay en su piel leonada y bruna
un perfume de tal delicia
que basta una sola caricia
para embriagarnos, sólo una.

Él es mi espíritu familiar;
preside, inspira, juzga, impera
en todo. ¿Es una fiera,
un mago, un dios por revelar?

Si van mis ojos al gato amado,
como atraídos por un imán,
tan suave y dócilmente van
que quedo en mí mismo encantado.

Me sumerjo profundamente
en sus pupilas, marinos faros,
vivientes ópalos, fanales claros
que me contemplan fijamente.




El gato (Las Flores del Mal)
Charles Baudelaire

 

Mi lista de blogs